Nuevos contratos por sustitución de persona trabajadora en la reforma laboral

La presunción del carácter fijo de los contratos laborales que se firmen desde el pasado 30 de marzo y la restricción de los contratos temporales limita considerablemente el uso de la contratación por tiempo determinado. Analizamos las principales características de estos contratos y sus efectos en la cotización a la Seguridad Social

  1. Restricción de la temporalidad

La restricción del nuevo artículo 15 del Estatuto de los Trabajadores lleva a la presunción del carácter indefinido de todos los contratos, de modo que el contrato de duración determinada solo puede celebrarse por circunstancias de la producción o por sustitución de la persona trabajadora.

Un contrato que se celebre temporalmente por circunstancias de la producción (concebidas como el incremento ocasional e imprevisible de la actividad y las oscilaciones que, aun tratándose de la actividad normal de la empresa, generen un desajuste temporal entre el empleo estable disponible y el que se requiere), no puede ser superior a seis meses.

Por convenio colectivo de ámbito sectorial se podrá ampliar la duración máxima del contrato hasta un año (si el contrato se hubiera concertado por una duración inferior a la máxima legal o convencionalmente establecida, podrá prorrogarse, mediante acuerdo de las partes, por una única vez, sin que la duración total del contrato pueda exceder de dicha duración máxima).

Se añade el caso de la atención de situaciones ocasionales, previsibles y que tengan una duración reducida y delimitada, siempre con un máximo de noventa días en el año natural (no continuados). Se refuerza el papel de la representación legal de las personas trabajadoras, a la que debe informarse una previsión anual en el último trimestre del ejercicio anterior.

La otra posibilidad es la de sustitución de alguna persona trabajadora, como veremos más adelante.

 

  1. Contratos de sustitución como modalidad de los suscritos por duración determinada

Desde el 30 de marzo, la celebración de un contrato por duración determinada ha de contemplar la expresión detallada de las circunstancias de la producción o el motivo de sustitución de persona trabajadora que lo justifiquen.

Para sustituir a una persona con derecho a reserva del puesto, se exige que figure en el contrato el nombre de la persona sustituida y la causa de la sustitución; la prestación de servicios puede iniciarse antes de la ausencia de la sustituida, por el tiempo imprescindible y un máximo de quince días.

También puede concertarse este contrato para completar la jornada reducida por otra persona trabajadora, cuando la reducción se ampare en causas legalmente establecidas o reguladas en el convenio colectivo y se especifique en el contrato el nombre de la persona sustituida y la causa.

Por último, el motivo de sustitución puede llevar al contrato para la cobertura temporal de un puesto de trabajo durante el proceso de selección o promoción para su cobertura definitiva mediante contrato fijo, sin que su duración pueda superar tres meses, o el plazo inferior recogido en convenio colectivo. No puede celebrarse un nuevo contrato con el mismo objeto una vez superada dicha duración máxima.

El efecto principal del incumplimiento de las restricciones a la temporalidad es que las personas contratadas adquieren automáticamente la condición de fijas. La misma consecuencia se entenderá cuando las personas trabajadoras temporales no hayan sido dadas de alta en la Seguridad Social una vez transcurrido un plazo igual al que legalmente se hubiera podido fijar para el periodo de prueba.

El empresario (o su departamento de recursos humanos) deberá tener a mano el calendario: las personas trabajadoras que en un periodo de veinticuatro meses hubieran estado contratadas durante un plazo superior a dieciocho meses, con o sin solución de continuidad, para el mismo o diferente puesto de trabajo con la misma empresa o grupo de empresas, mediante dos o más contratos por circunstancias de la producción, sea directamente o a través de su puesta a disposición por empresas de trabajo temporal, adquirirán la condición de personas trabajadoras fijas. Esta previsión también será de aplicación cuando se produzcan supuestos de sucesión o subrogación empresarial.

 

Ref. CISS 2770/2022

SHARE IT:

Leave a Reply

You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>